Visita a Paraguay dic 2015 - ene 2016


Bueno amigos, Espero que todos ya dieron la vuelta a la página del calendario en paz y tranquilidad. Pensaba que yo lo hice igual, hasta que llegó la quinta noche.

Estaba en el último tramo de mi viaje de recoger datos para mi nueva biblia. Lo que faltaba era conocer el Brasil 'blanco'; volar bajo sobre Uruguay; dar pasos de Tango sobre las pampas 'Tinas, y finalmente escalar las laderas Boli-Peruanas en camino a la casa. Para merecer tal recorrido, según dicen en el Ecuador, mi maleta debería dar 100 vueltas por la cuadra a la víspera del año nuevo. Parece que lo había hecho, al ritmo de Jefferson, pero a la izquierda, porque, apenas en la segunda semana nueva, me aterricé en el Ecuador ¡patas arriba!

Mi sueño de agradecer al Galeano en su tumba (cuyo 'we say no' me motivo a saltar al Mundo Latino en 1993) y de tomar un matecito con Mujica todavía se quedará como sueño.

Lo único que puedo ofrecerles ahora, si mi cuerpo estropeado me permite, las últimas páginas de mi diario 'polit-eco'. En este ejercicio académico-participativo, ustedes -los críticos, deben escarbar información para entender las cosas mejor. Todas las bromas, juegos de palabras y pinchazos son intencionales.

En la quinta noche, yo estaba viajando hacia CECTEC Escuela Agroecológica en Pirapey 40 para mi última entrevista de Paraguay.

El día anterior, con mi amigo campesino de Arroyos y Esteros, habíamos tomado el tereré (yerba mate se toma con agua fresca/ fría en el calor del día). Me decía que hay bichos en su pozo de agua, pero me hice sordo, porque estaba enamorado de estas colinas ondulantes muy parecidas al sur de Sri Lanka, donde siempre tomamos agua de pozos. Sin embargo, una mirada al pozo en la salida me revolcó el estómago. Esperaba que la yerba 'cure' el agua como el limón. Si no, mi panacea para males intestinales -una caminata larga, solucionaría el problema.

Pero el bicho me ganó. Al amanecer, todavía en el bus, comencé a sudar, con un dolor de cabeza tremendo, y enseguida, temblaba del frío. A las 6am, cuando el busero anunciaba mi destino, apenas podía levantarme. Pedí un tiempo para respirar en el cuartito policial del pueblo y conseguí una moto-car a que deposite este casi cadáver en la Escuela.

Rodeada por un desierto de soya, la Escuela de CECTEC es un oasis boscoso, una de las más bonitas y placidas instituciones educativas he visitado. Por tres décadas, ella ha estado moldeando bachilleres agropecuarios ecológicos y apoyando a los agricultores locales nadar contra la oleada gubernamental de soya y agri-cidas. Solo al entrar a este paraíso refrescante, mitad de mis penas desvanecieron. Ese día logré entrevistar una familia campesina, recorrer las instalaciones para entender el proceso educativo y hasta presentar fotos y un video a los estudiantes en la noche. Pensaba en recuperar mis fuerzas disfrutando sus comidas sanas por un día más, pero en el día siguiente, apenas 2 horas de viaje hacía Ciudad del Este, me volvió el dolor de cabeza.

Conseguí un cuarto en la Ciudad y decidí dar a mi cuerpo unos días libres de trabajo para que recupere. Como la Ciudad del Este no era más que una favela de shopping, crucé el río Paraná a Foz do Iguazú en el lado Brasileño. No veía aquí las inundaciones que estaban sofocando desde hace rato a Asunción al lado del río Paraguay. Toda esta región recibió casi doble de precipitaciones normales en noviembre y diciembre. En río Paraná, la sexta represa a nivel mundial, el Itaipú, justo arriba de Foz, logró retener la creciente, pero apenas, abriendo todos sus vertederos. 

Río Paraguay no tiene ninguna represa, todavía, y esta lluvia ha caído más abajo de su cuenca reguladora natural, el Gran Pantanal.

Así que Asunción se ahogó en su tercera inundación de 2015 y estará bajo agua hasta marzo de 2016, por lo menos. Paraguay ahora es el mayor devastador forestal mundial (por el área disponible). El tercio oriental, la más húmeda, ya no tiene casi nada de bosque y ahora experimenta huracanes devastadoras regularmente. La mafia maderera-lechera-sojera, con la venia del gobierno, está arrasando a toda velocidad las dos terceras restantes, en el Chaco, cuyas escasas lluvias son cada vez menores. Yo resto mi caso; ustedes son los jueces.
  
Viendo un templo budista en el mapa de Foz, decidí caminarme allá para escapar del aire candente y de la bulla. Bueno, también pueden decir que uno busca la religión solamente en el mal rato. No llevé flores ni incienso, sino un poco de pan a compartir con el monje, si muere de hambre en este mundo carnívoro. Pero en el camino me dijeron que el templo solo abre ¡en horas de oficina! Así que decidí cambiar mi romería a la vecina represa de Itaipú.

Sus 14000MW son compartidas por igual entre Brasil y Paraguay. Este último, que tiene apenas 7M de población, revende al Brasil 80% de su parte en la planta misma. El dictador Stroessner había 'regalado' esa energía al Brasil, tal vez, a cambio de algunos beneficios secretos, inclusive su estatus de refugiado inextraditable de que se gozó hasta su muerte. Obispo Lugo, quien captó el poder en 2008, simplemente porque los 'Colorados' estaban peleando entre ellos mismos, logró limpiar ese negocio sucio conversando con Lula y triplicó los beneficios para el Paraguay. Si ocurre una guerra entre Brasil y Paraguay (que no es fuera de realidad, porque Paraguay aún sigue lamiando sus heridas de la última, que diezmó casi todos sus hombres), ¿quién se adueña de este monstruo? No señor, ¡es Francia! Lo rematará para recuperar las inversiones europeas. Ellos nunca pierden.

Bueno, dos semanas después de que Fernando Lugo cometió blasfemia hablando de 'reforma agraria', una docena de campesinos fue masacrada misteriosamente en Curuguaty y Lugo fue acusado y crucificado mediante una comedía parlamentaria. No se movió ni una hoja en protesta, y los mafiosos recuperaron el poder. Yo era uno de 50+ testigos que presenciaron un teatro de la calle que satirizó la politiquería Paraguaya camuflado como un villancico.

Mi siguiente destino era el Patrimonio Mundial Natural, las cataratas de Iguazú, en la frontera Brasil-Argentina. En el lado brasileño, se retiraron toda la ocupación humana del parque y armaron un show de aventura artificial, totalmente esterilizado, asegurado y costoso. El 'real' fuertemente devaluado ha hecho el boleto básico de entrada un poco accesible a los vecinos latinos, pero los otros paseos están exóticamente valorados para reservarlos al 'Brasil blanco' y a los turistas gringo-europeos. 

La turista 'selfie' de hoy encaja bien en este esquema, porque ella no disfruta este monumento de 275+ magnificas caídas, sino mira al ojo de la camera, con una sonrisa auto-glorificante. Así ella tampoco entenderá el peligro inminente que amenaza este Patrimonio de la Humanidad.

Como la HDTV pinta en color vivo el cadáver de FIFA agusanado, era la copa mundial de 2014 que escondió del ojo público la tremenda creciente (33 veces más de lo normal) del río Iguazú, que destruyó las pasarelas del parque y transformó la cascada en un mero rápido. Las autoridades brasileñas tartamudeaban culpando a las lluvias, y nunca admitieron que era la codicia de los 5 operadores hidroeléctricos río arriba que no permitió retener la creciente, y que forzó abrir todas las puertas a la vez, generando un torrente que destruyó la sexta represa Baixo-iguazú, todavía en construcción apenas 70km río arriba de las cataratas, y dejó el monumento casi en ruinas.

Como ven, mis paseos no eran nada relajantes, y la sangre que hierve no ayuda en nada al cuerpo a recuperar las fuerzas. Por constantes de dolores de cabeza, sospechaba yo que me ha dado una de tantas fiebres que hay por allá, como Dengue, Chikungunya o Amarilla. Pero no me arriesgaría a visitar a un hospital sin tener un amigo que me respalde. Así que no hubo otra opción que volver a la casa.

Pensaba que el aeropuerto internacional más accesible era el de Sao Paulo, Asunción o Santa Cruz de Bolivia. Foz de Iguazú también posee un aeropuerto, pero viendo la calamidad que es su terminal de buses, no esperaba mayor cosa del aeropuerto.

Qué sabía yo ¿cómo operan las mafias estatales? Se lo convirtieron en un nudo importante en aviación internacional, con el pretexto de los dos magnates turísticos: Las cataratas y el Itaipú. A eso agregaron una zona franca inmensa, en Ciudad del Este, la mejor receta para lavar dinero.

Los brasileiros llegan acá en caravanas de buses contratados. La tentación de poder comprar sin pagar impuestos (tu celu más vanidosa costaría unos US$60) es irresistible. Además, robando a otro ladrón (en este caso, al Estado) da un aire de dulce venganza. La Aduana brasilera gritará a mí en el bus o al pobre chico negro que sacaba una bolsa de carne podrida de su mochila, pero hace vista gorda a los miles de carros cargados de cartones de electrodomésticos.

La otra cara de este negocio es la oleada de fincas de soya y de ganado, de miles de hectáreas, promovida por los tres gobiernos. Todo esto permite cubrir con una manta legal un cielo congestionado de miles de aviones Cessna, muchos sin registrarse, según los rumores. Ustedes entenderán que aquí ¡no se hace pizza delivery en Cessna! El agente local de Cessna es nadie menos que el padre del Presidente Paraguayo. Dadas las conductas santísimas de los políticos locales, me imagino que ustedes ahora podrán llenar los vacíos de esta historia.

Si crees que solo la América esta contagiada de las mafias estatales, escuchará al ministro de hacienda de Sri Lanka. Hace unos días, con la cara de un santo, él anunciaba públicamente que el 26 de diciembre su gobierno permitió el depósito de US$ 500M a un empresario anónimo (le llamamos Papá Noel, quien tiene el negocio totalmente legal de servicio de transporte con renos). Y ese mismo Papá Noel dejará debajo de un árbol otro paquete similar en una cuestión de días. Si alguien duda de la legalidad de estos billetes verdes, ¡que pregunte a un juez!

Bueno, yo también me beneficié de estas operaciones: encontré un asiento vacío en un Boeing 767 directo a Lima desde Foz por $500+ en esa misma noche de domingo. Lo conecté con otro de Lima a Guayaquil y llegué a Ecuador el lunes en la mañana.

Ahora me dicen que tengo una infección fuerte en las vías urinarias. Eso se traduce en un reposo largo, que es lo que mi cuerpo clamaba desde hace días. Es fuerte mi deseo para estar en el medio de debate incendiado sobre el futuro de la represa El Quimbo, en Huila, Colombia, que yo ayudé a iniciar, pero eso también debe esperar. Mientras tanto, voy a intentar a actualizar ustedes con algunos escritos. Feliz lectura.

Kashyapa A. S. Yapa
Riobamba, Ecuador.
kyapa@yahoo.com
16 de enero, 2016.

Si desea comentar o preguntar algo sobre este artículo, favor escríbame


Al INDICE

1 comentario:

  1. Es hermosa tu lucha y tu espíritu. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar